Work

Gobierno busca mejorar la competitividad de la aviación civil en la región a través de la rebaja del combustible

A fines de abril comenzará a regir un nuevo precio de referencia para el combustible Jet A-1, utilizado por la aviación comercial, como parte de las medidas impulsadas para mejorar el desarrollo y la competitividad de la aviación civil en Uruguay. El anuncio fue realizado por el ministro de Transporte y Obras Públicas, Víctor Rossi, durante la presentación del informe del proyecto “Plan maestro de aviación civil para Uruguay”. «Era una necesidad del país para colocarse en el rango de San Pablo y Ezeiza, que nos permita ser competitivos”.

«El día 29 de abril, ANCAP fijará el precio del Jet A-1 sobre la base internacional común a todos los países, más el costo de 35 centavos de dólar por galón para todas las aerolíneas que hagan uso de este combustible», anunció el jerarca durante su oratoria de apertura del evento “Desafíos para una Aviación Civil Sostenible” (DACS), una jornada que reúne a toda la comunidad aeronáutica del país con el objetivo de generar un intercambio que permita definir políticas públicas que contribuyan al desarrollo del sector en el Uruguay.

El combustible constituye uno de los principales costos en la aviación comercial y afecta directamente la competitividad del país en materia de conectividad. Con esta medida, Uruguay se posiciona en el rango de los aeropuertos de la región, como San Pablo y Ezeiza.

“Con esta medida buscamos que [el combustible] no sea un factor de diferencia que haga que las empresas prefieran otros destinos”, señaló Rossi, quien además destacó que la medida será “sostenida en el tiempo”. “El precio de hoy era de 50 centavos de dólar adicional, pero había evolucionado en el tiempo y tuvo valores mucho mayores. Con este precio nos vamos a poner en línea de competencia con los aeropuertos de la región”, indicó.

Jerarquizar los aeropuertos como parte de la estrategia

El informe presentado durante el DACS pone de manifiesto los desafíos, las debilidades y la importancia del desarrollo de la aviación civil para el crecimiento del país. En ese sentido, además de la medida adoptada con el combustible, el ministro anunció también la intención de la cartera de presentar, antes del final del periodo, un proyecto de ley que permita jerarquizar y categorizar los aeropuertos del país, con el fin de mejorar la distribución de los recursos y esfuerzos en la red aeroportuaria. “Somos partidarios de enviar un proyecto de ley, y hemos trabajado con los distintos actores que tienen que dar opinión, que categorice los aeropuertos, los jerarquice y ponga prioridades, porque si los recursos no alcanzan para todos tienen que ser dirigidos a los lugares fundamentales que ya están ubicados y que del propio informe que se está desarrollando surgen”, señaló Rossi. Según el ministro, uno de los puntos neurálgicos para el desarrollo dentro de la red es Rivera.

El ministro también se refirió a los desafíos que ha enfrentado el país en los últimos años en materia de conectividad. “Desde el 2011 hemos bajado el número de pasajeros, el número de transporte de carga y el número de vuelos. Si bien esta curva empezó a encontrar un nuevo sentido positivo, el 2018 no fue un año que nos permitiera alcanzar los niveles de 2011”, indicó. No obstante, destacó los esfuerzos del gobierno y de la comunidad aeronáutica para revertir esta situación y enfrentar los desafíos. “Esta situación tiene que ver con costos, con medidas de seguridad y con la situación de la región. Tenemos que atender estas situaciones para estar en competencia. El conjunto de la comunidad aeroportuaria, cada uno en su rol, debe estar atenta para contribuir a no perder oportunidades, y este evento es parte de eso”, finalizó.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *